viernes, 24 de febrero de 2017

Bioshock

 A veces el miedo suele acorralarte no solo mentalmente, sino que lo puedes sentir en tus venas. Y los motivos, dependen mucho.
Pero también, hay cosas como la esquizofrenia, la paranoia, la claustrofobia, y los nervios que también, si bien tienen sus diversos motivos, son un poco más raros.

Sin embargo, he pensado siempre que con el arte y con la creatividad, uno puede hacer lo que quiera, siempre y cuando quiera, porque no tiene límites.

Bueno, bueno... me estarás preguntando, que carajo tiene que ver una cosa con la otra? Por qué tan repentinamente estuvimos hablando de cosas mentales y luego más tarde saltas repentinamente con el tema del arte? A lo que te diría: La pregunta no es esa, la pregunta es: "¿qué pasa cuando creas algún tipo de arte con los temas que toqué al principio?" Bueno, respondiendo, en mi opinión, hay infinidad de respuestas, infinitas cosas para describir, y podríamos estar siglos averiguando eso. Pero yo lo describo y lo resumo en una sola palabra:

 RAPTURE.

Y en eso está involucrado una especie de juego. Algo llamado Bioshock. Y de esto, vamos a hablar ahora.

Esta creación fue hecha en el 2007, lanzada para unos ciertos aparatos electrónicos llamados PC, Xbox 360 y al año siguiente lanzado en PlayStation 3. El juego fue creado por una compañía disuelta llamada Irrational Games, y fue considerado un sucesor espiritual del juego System Shock 2 del año 1999 (En mi opinión, esta es la obra magna de Irrational, pero eso es otro tema, y ya cuando llegue la reseña de ese juego, lo hablaremos). A diferencia del juego anterior, Bioshock arrasó con las ventas comerciales, y es considerado mundialmente como uno de los shooters más importantes de la generación pasada, por la historia y por el innovador caótico mundo y época en el que está ambientado.

La aventura comienza cuando un joven muchacho llamado Jack, va en avión a visitar la casa de sus padres. Sin embargo, durante el recorrido, el avión sufre un extraño accidente, se estrella y cae al lago en donde casi todos mueren, excepto el.
El hombre nada hacia un extraño faro gigante en donde sube unas escaleras, y al entrar se encuentra una estatua gigante con la frase "No Gods or Kings, Only man" (Ni dioses ni reyes, solo el hombre). Luego baja las escaleras, y se encuentra con una especie de ascensor en el cual, sin miedo y con la curiosidad al mango, se dirige hacia el.
Cuando vamos bajando, una extraña pantalla se nos viene y nos presenta un par de imágenes extrañas con un extraño hombre hablando. Y de allí, descubrimos Rapture, una hermosa ciudad bajo el agua, con muchísimos detalles e ideas sumamente bien trabajadas.

Pero, como la mayoría de las cosas bonitas que se ven desde el exterior, en el interior nos encontramos con las más horripilantes experiencias que uno puede experimentar. Y apenas el ascensor llega a nuestro destino, vemos a una especie de mutante destripar a un humano. Que por suerte, no nos tocó a nosotros.
Jack hará todo lo posible para salir de ese enfermizo mundo, y no va a ser tarea fácil, puesto que podemos terminar de varias formas dependiendo de las acciones que tomemos a lo largo del videojuego. Debemos encontrar al creador de esta horrible ciudad, Andrew Ryan, y hacerle justicia, pero no estaremos solos, habrá un compañero que se nos comunicará por transmisiones y nos ayudará en todo lo que podamos... pero no todo es lo que parece.

Primero antes que nada, replanteando todo lo primero que mencioné al principio de la nota. Los Splicers son la principal causa de por qué tengo que hablar de este enfermizo mundo. Si bien, aquellos que jugaron System Shock 2 antes que este, verán que los híbridos tenían muchísimo que ver con los propios splicers y por lo tanto, a aquellas personas le agarrarán el mismo sentimiento. Pero sinceramente, me impactan muchísimo más estos últimos, debido a que, parecen humanos, y se siente como que si estuviésemos interceptando con un loco maniático esquizofrénico, y no estoy exagerando. Los diálogos, las ganas de matarte sin razón, las voces, y la conducta sin sentido hacen que el mundo de Rapture, no solo sea escalofriante, sino que se vea y se sienta lo más parecido a un Hospital Psiquiátrico sin doctores o médicos alrededor.

No necesariamente vas a sentir miedo si lo juegas, porque, a pesar de que algunos consideran a Bioshock como un Survival Horror, ni siquiera llega a los talones de esa palabra. Pero de lo que estoy asegurado, es que vas a sentir lo mismo que yo.
Cabe aclarar que ni siquiera nuestro acompañante o el antagonista están bien de la cabeza. Casi todos están locos, pero por qué Jack, que ni siquiera habla, por qué el, no lo está?. Y esa respuesta está a la mitad de la trama, justo cuando un giro argumental brutal nos ataca por completo( el cual no voy a decir cual es, porque no quiero poner Spoilers ahora mismo), quizás uno de los giros argumentales más sorprendentes de un videojuego, que no solo rompe el eje central de la trama y da un giro de 180°, que no solo nos hace dar cuenta de lo que estuvo pasando con el protagonista (Aparte de que el guión, estuvo demasiado bien escrito y planteado), sino que también, y si te pones a pensar, inconscientemente nos dice que somos igual que Jack.

Por eso, abajo del título del blog, puse una referencia bastante gigante con respecto a eso, que me inspiró con una grandiosa idea de hacer esta página. Una frase que no se te saca más de la cabeza, y que te deja en claro la locura que fue experimentar este videojuego.

Lamentablemente, un guión tan trabajado, excelente, con un mundo sumamente desarrollado y bien escrito, no merece tener 3 finales pésimos, abruptos, y demasiado clichés, que te deja decepcionado una vez terminado. Sin embargo, no podemos quejarnos, porque fue una aventura totalmente inolvidable y original, que te deja pensando muchas cosas, filosofando, acerca de algunas cosas en las que estás involucrado, y que mereces pensarlas más a fondo, porque quizás, nosotros también, somos una marioneta de alguien más. Lamentablemente, algunos no podemos saberlo, sin embargo, hay que hacer todo lo posible para que no nos perjudique.

Bioshock no es la obra maestra de Irrational Games desde mi más sencilla razón, pero es sin duda uno de los mejores shooters de la generación pasada, y que nos dejó uno de los mundos más turbios y y tenebrosos por descubrir. Mucha gente, hasta el día de hoy, debería descubrir esta joyita, y experimentar la oscuridad que les espera. 

Prepárense, un mundo sin respiro les espera dentro.

Calificación: 9/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario